pixel-facebook

Lunes a viernes
09:00 a 21:00h
Sábados 10:00 a 14:00

­­≡

X

Cirugía ortognática. Antes y después.

Cirugía ortognática. ¿Qué es y cuando es necesaria?

Cirugía ortognática.

 

La cirugía ortognática es un tratamiento utilizado para corregir la posición del hueso de la mandíbula y los huesos maxilares, para tener una mordida correcta y evitar así la persistencia de trastornos y/o dolores en la zona de la boca.

La ortognática permite además, que las proporciones faciales del paciente sean más simétricas entre así, obteniendo un resultado funcional y estético.

Tener la mandíbula desencajada, puede conllevar una serie de circunstancias como la imposibilidad de triturar correctamente los alimentos en el momento de su masticación, problemas digestivos, apnea del sueño o molestias en los músculos que articulan la mandíbula.

Este tipo de cirugías donde es necesario la recolocación de huesos faciales tiene que ser realizada por un cirujano maxilofacial especialista en ortognática.

Tipos de cirugía ortognática.

Existen diferentes tipos de tratamientos de cirugía ortognática, dependiendo de las necesidades del paciente para corregir el problema principal de mordida.

Se utilizarán técnicas distintas según la parte del rostro que quiera tratarse para solucionar el problema del paciente.

Mordida abierta.

La mordida abierta es una anomalía en la que el paciente no logra juntar los dientes de la arcada superior y de la arcada inferior, debido a la existencia de un espacio entre ellos que impiden su contacto. Esto puede provocar la imposibilidad de cortar alimentos de una forma precisa y puede generar dolor mandibular debido al exceso de esfuerzo en el proceso de masticación.

El objetivo de la cirugía ortognática cuando el paciente tiene la mordida abierta es la recolocación de la arcada superior e inferior, con los dientes correctamente alineados. Se continuará la cirugía con un tratamiento de ortodoncia para conseguir un resultado perfecto.

Cirugía ortognática. Mordida abierta.

Cirugía ortognática. Solución a la mordida abierta.

Maxilar superior retrasado.

Cuando un paciente padece de maxilar superior retrasado, es visiblemente identificable, pues la disposición del maxilar superior le impide mostrar los dientes al sonreír.

La cirugía ortognática corrige la posición de los maxilares superiores, logrando una disposición perfecta, corrigiendo los pómulos aplanados.

 

Maxilar superior alargado.

La presencia del maxilar superior alargado produce el llamado síndrome de la cara larga, en el que el paciente presenta un rostro alargado, y una sonrisa gingival, donde se visibiliza una mayor proporción de encía al sonreír, siendo algo fuera de lo común que un odontólogo ha de tratar.

Con la técnica correcta de cirugía ortognática, es posible corregir la disposición del maxilar superior alargado, creando un rostro más proporcionado y una sonrisa más estética.

 

Mandíbula inferior adelantada o en protrusión.

Presentar la posición del hueso mandibular de la arcada inferior hacia delante, incluso superando la posición de la mandíbula de la arcada superior, recibe el nombre de prognatismo. Presentar esta anomalía puede tener su causa en:

  • Cuestiones hereditarias
  • Las “muelas de leche” se caen antes del tiempo previsto, generando mala posición de la lengua.
  • Pacientes que padecen enfermedades relacionadas con la falta de crecimiento, debido a la falta de actividad de la llamada glándula hipófisis que se encuentra en el cerebro.

Sin embargo, si no es un caso que sea visualmente excesivo, no tiene por qué ser un problema clínico, sino que se enmarcaría dentro de una asimetría estética.

El adelantamiento excesivo de la mandíbula de la arcada superior tiene que ser intervenido cuanto antes, pues generaría graves problemas para la salud cuando se presenta incomodidad al masticar, así como molestias en la mandíbula.

La presencia de prognatismo mandibular puede provocar el desgaste de esmalte en las piezas dentales a causa de la falta corrección en la posición mandibular, causando que los dientes choquen ante los estímulos de la vida diaria, como son hablar o comer.

En cualquiera de los casos, la aparición de dolor en la zona es signo de que algo no va bien y que va más allá de un problema estético, por lo que la necesidad de realizar una intervención quirúrgica ortognática sería mucho mayor y muy recomendable.

En niños, no es necesario realizar una cirugía ortognática, pues al encontrarse en proceso de crecimiento, con un tratamiento de ortodoncia será suficiente para corregir la posición aumentada de la mandíbula inferior.

En adultos, será necesario intervenir quirúrgicamente para corregir la posición del mentón y después colocar ortodoncia para conseguir un resultado estético.

Mandíbula inferior adelantada o en protrusión

Mandíbula inferior adelantada o en protrusión

Mandíbula inferior retraída o retrognatismo.

El denominado retrognatismo o mandíbula inferior retraída, lo presentan los pacientes que tienen la mandíbula de abajo más atrasada que la mandíbula de arriba, considerando en el diagnóstico clínico una posición poco usual.

Generalmente, los pacientes tienen la mandíbula de la arcada inferior mucho más pequeña que la mandíbula de la arcada superior, la cual se encuentra mucho más adelantada.

El principal problema que presentan los pacientes con la mandíbula retraída es la imposibilidad de encajar los dientes de las dos arcadas, pero también pueden aparecer molestias derivadas de esta situación como es la aparición de dolores en el rostro o la imposibilidad de masticar correctamente los alimentos, entre otros efectos.

En cualquiera de los casos, si sientes que tienes un problema mandibular, debes consultar con un cirujano maxilofacial para que te indique el tratamiento a seguir para conseguir una mordida correcta.

Mandíbula inferior retrasada o retrognatismo

Mandíbula inferior retrasada o retrognatismo

Asimetría mandibular.

La asimetría mandibular, se produce cuando no hay simetría en ambos lados de la mandíbula junto con los dientes, pues uno de ellos presenta deformidad desviándose hacia un lado la sonrisa.

No en todos los casos es recomendable realizar una cirugía ortognática monomaxilar o bimaxilar, a un paciente con una asimetría facial. Solamente sería necesario en pacientes que tienen una asimetría muy pronunciada, sufren dolores por la disposición de la mandíbula hacia un lado o sufren de algún tipo de complejo.

Se acompañará un tratamiento de ortodoncia al procedimiento quirúrgico para corregir la posición de las piezas dentales.

En ocasiones, no se descarta incluir una cirugía de blefaroplastia o rinoplastia, para que el rostro quede perfecto.

Normalmente, los pacientes que sufren este tipo de disimetría presentan un tamaño distinto entre la mandíbula superior y mandíbula inferior, por lo que, aparece la maloclusión dental que es cuando los dientes de la arcada superior no se ajustan a la mordida.

 

¿Por qué se deben tratar este tipo de casos?

La cirugía ortognática en pacientes con presencia de mordida abierta, maxilar retrasado o maxilar alargado, mandíbula inferior adelantada o mandíbula inferior retrasada y asimetría facial, permite mejorar la salud, ya no sólo bucodental, sino en términos genéricos, permitiendo eliminar dolores e imperfecciones estéticas que pueden ser la causa de trastornos psicológicos.

 

¿Por qué elegir Salud Dental Blanco?

Las últimas tecnologías 3D y la profesionalidad de nuestros cirujanos maxilofaciales, con reconocimiento en toda España, garantizan un diagnóstico integral avanzado y un resultado funcional y estético.

Para el equipo de Salud Dental Blanco, lo más importante es que nuestros pacientes se sientan comprendidos en todo momento y depositen su confianza en nuestras manos para cumplir sus sueños y comenzar una nueva etapa de su vida.

Doctor Gregorio Comino Blanco

Doctor Gregorio Comino Blanco

Odontólogo – Cirujano. Especialista en implantes

Rellene el formulario y le llamaremos lo antes posible para agendar una cita con el Doctor

LLÁMENOS SI TIENE UNA
EMERGENCIA DENTAL
+34 915 09 13 29

Otros artículos relacionados