Riesgos asociados a una dentadura incompleta

Riesgos asociados a una dentadura incompleta

La pérdida de piezas dentales, en especial de las delanteras, afecta seriamente a la sonrisa. Pero sus consecuencias, más allá del aspecto estético, pueden propiciar problemas funcionales, psicológicos e incluso sociales. ¿Cuán grave puede ser esto? ¿Te puede suceder a ti? ¿Son los implantes la solución ideal?

Amy Leigh Mercree, escritora de libros de fama mundial y experta en salud holística, dijo: «¡Gran parte de nuestra salud comienza en nuestra boca! El estado de encías y dientes está directamente relacionado con el del corazón y el sistema inmunológico». Por eso, cuidar tu dentadura va más allá de querer causar una buena impresión.

Trastornos derivados de la pérdida de piezas dentales

Entre las complicaciones funcionales y estéticas que se pueden sufrir por la falta de uno o varios dientes se encuentran:

  • Fonación. Con la ausencia de los dientes se producen dificultades en la pronunciación. Esto puede conllevar a que el uso de algunos fonemas o sonidos se vuelva complejo y estresante para el paciente. Además, las personas afectadas suelen colocarse la mano delante de la boca para ocultar el problema, con lo cual el hacerse entender se dificulta aún más.
  • Masticación. Pocas personas saben que no poder masticar bien los alimentos puede producir problemas de indigestión (crecimiento bacteriano descontrolado, flatulencia, dolor estomacal, etc.). La razón es que la comida que no ha sido suficientemente triturada en la boca obliga al estómago a trabajar en exceso.
  • Desgaste. Cuando faltan varias piezas seguidas, instintivamente se deja de masticar de ese lado para minimizar la molestia o incomodidad, lo cual recarga el trabajo del resto de la dentadura y acelera su desgaste.
  • Encías. Estas sustituyen en parte el trabajo de los dientes ausentes, al ofrecer el apoyo y suministrar la fuerza oclusal requerida para triturar los alimentos que caen en el espacio vacío. Por esta causa, los tejidos gingivales también sufren y se desgastan.
  • Pérdida ósea. A menos que la pieza perdida se reemplace con un implante dental, con el tiempo el hueso del maxilar tenderá a reabsorberse y se producirá una cierta modificación de los rasgos faciales, en especial de los labios, junto con un mayor desgaste de la dentadura.
  • Movilidad. Por naturaleza, los dientes de alrededor tienden a moverse para cubrir el espacio faltante. Este desplazamiento puede provocar maloclusiones dentales o pérdida de la alineación y del correcto encaje entre la dentadura superior y la inferior.Causas más comunes de la dentadura incompleta

Causas más comunes de la dentadura incompleta

Veamos ahora las razones que, aparte de un traumatismo, pueden provocar una pérdida dental y de qué manera puedes evitarlo:

  • Enfermedades periodontales. La gingivitis y la periodontitis no tratadas provocan que la dentadura pierda el soporte de la encía, con lo que se ve afectada la fijación; así, los dientes pueden aflojarse y, en caso extremo, llegar a caerse. Esta patología puede ser causada por una higiene dental insuficiente. Por eso, aparte de realizar un correcto cepillado es necesario visitar al odontólogo cada 6 meses para una revisión general de la zona bucal y una limpieza profunda.
  • Agenesia dental. Este es el nombre dado al problema por el cual algunas piezas, ya sea de la primera o la segunda dentadura, no erupcionan de modo normal. El ortodoncista debe evaluar la condición del paciente y proponer la solución más apropiada en cada caso.
  • Extracción. En ocasiones el odontólogo, a pesar de su interés por conservar la dentadura, no puede proponer otra solución distinta a la exodoncia del diente. Entre las posibles causas encontramos: caries avanzadas que han producido infección o formación de abscesos, apiñamiento severo, periodontitis, etc. En cualquier caso, la detección temprana podría ayudar a evitar este tipo de problemas y sus consecuencias.

¿Cómo solucionar la falta de una pieza dental?

En el pasado, la persona que perdía un diente o una muela tenía que conformarse con vivir sin ella o colocarse una prótesis incómoda, que muchas veces le creaba problemas adicionales. Actualmente, la mejor solución viene dada por los implantes dentales, que no son más que piezas de titanio que se fijan al hueso y se integran con el mismo, con lo cual proporcionan una base firme y permanente a la corona que se construirá a posteriori.

Cómo solucionar la falta de una pieza dental

El resultado en cuanto a resistencia y fuerza es tan bueno o incluso mejor de lo que se tenía con el diente natural. Otro punto positivo es que los implantes lucen totalmente naturales. En nuestras clínicas dentales contamos con la suficiente experiencia en su aplicación como para garantizar la solución a tu problema. Solicita tu cita de evaluación y descubre con nosotros cómo recuperar tu sonrisa.