Consejos Para Aliviar El Dolor De Muelas

Dolor de muelas

La odontalgia, lo que comúnmente se conoce como dolor de muelas, es de las aflicciones más desesperantes que podemos experimentar. El dolor suele extenderse hacia la cara, oído y cuello. Además, tiende a intensificarse en ciertos momentos del día, afectando nuestra rutina y sorprendiéndonos con punzadas de un momento a otro.

El dolor de muelas es indicativo de que la pulpa del diente está siendo afectada por algún problema, y al este problema venir desde adentro afectando los nervios, termina por perjudicar la pieza dental completa incluyendo las partes blandas que lo rodean.

Al sentir dolor de muelas lo primero que debes hacer es agendar una cita con tu dentista, él podrá dar con la causa específica que ocasiona el dolor y recetar el tratamiento ideal para ti.

No se debe confundir el dolor de muelas con la hipersensibilidad dental, ya que la segunda se produce de forma intermitente

Causas del dolor de muelas

Generalmente se asocia el dolor de muelas exclusivamente con la presencia de caries en los dientes, pero la verdad es que la odontalgia puede tener diferentes causas además de caries dentales.

El apretar y rechinar el maxilar superior con el inferior, lo que se conoce como bruxismo, puede derivar en dolor de muelas debido a la presión ejercida con los dientes. Si este es tu caso, tu odontólogo indicará el uso de una férula de descarga.

Otras patología que suelen causar dolor de muelas son la mordida cruzada y enfermedades periodontales como la piorrea, en este último caso el origen del dolor proviene de la encía y no necesariamente desde el interior de la pieza dental.

Si el dolor de muelas viene acompañado de otros síntomas como fiebre y supuración de pus, debes acudir a una emergencia, pues puede tratarse de una infección mucho más grave

Un traumatismo puede también, claramente, causar dolor de muelas. Aunque parezca normal que tras un golpe te moleste el área afectada y creas que con el tiempo la inflamación cederá, debes acudir a tu odontólogo para que este te examine y compruebe si se fracturó o fisuró alguna pieza dental y si en efecto, el traumatismo afectó el nervio.

Por otro lado, si bien se relaciona la erupción dental con los bebés y niños cuando mudan los dientes, no podemos olvidar que como adultos contamos con las muelas del juicio, las cuales suelen salir alrededor de los 20 años de edad. Al igual que en la infancia, cuando un diente está emergiendo causa dolor y molestia no sólo por el hecho de que el diente surge desde dentro, sino porque en el proceso puede mover otras piezas dentales para hacerse espacio, ocasionando así dolor de muelas.

Medidas para aliviar el dolor de muelas

El dolor de muelas suele atacar de forma inesperada y es posible que tengas que esperar horas antes de que tu odontólogo pueda atenderte. En estos casos, se suele recurrir a medidas caseras para calmar el dolor, mientras se hace tiempo para finalmente acudir al especialista.

La primera recomendación es remover los restos de comida de entre los dientes con ayuda de hilo dental, de esta forma disminuirá la presión entre dientes, calmando un poco el dolor de muelas.

Otra medida a tomar es evitar alimentos muy fríos y muy calientes. También los alimentos de consistencia dura y altos en azúcar, así puedes prevenir que la pieza dental que produce el dolor de muelas, sufra más.

Para calmar un poco el dolor puedes usar compresas frías en la parte externa, pero no se recomienda poner hielo directamente en el área ya que puede causar hipersensibilidad y hasta quemar las partes blandas, consiguiendo que el dolor de muelas empeore.

También puedes hacer enjuagues de agua templada con sal, esto ayuda a bajar la inflamación y por ende calmar el dolor de muelas. Evita el uso de enjuagues bucales con alcohol y el agua oxigenada, ya que son contraproducentes en estos casos pues pueden irritar más las mucosas.

Existe la creencia popular de que colocar un trozo de aspirina en la zona afectada calma el dolor de muelas. Esto es falso y está contraindicado, ya que puede provocar quemaduras en el área

Por último, si nada de lo anterior consigue calmar el dolor mientras esperas ver a tu odontólogo, puedes ir a la farmacia y optar por sprays anestésicos para que calmen el dolor por un par de horas, o tomar algún calmante.