pixel-facebook

Lunes a viernes
10:00 a 14:00
16:00 a 20:00

­­≡

X

Glositis

Todo lo que debes saber sobre la glositis

La glositis  es el nombre médico que se le da a la inflamación aguda de la lengua y si bien no tiende a ser nada grave, resulta sumamente incómoda y dolorosa, impidiendo que se realicen actividades tan cotidianas y necesarias como comer y hablar, incluso influye la capacidad respiratoria. La más común es la glositis aguda o la glositis crónica, pero hay muchos más tipos.

Tipos de glositis

  • Glositis migratoria: Se produce cuando las papilas gustativas se inflaman y decoloran, luciendo como manchas blancas a lo largo de la lengua, simulando un mapa, por ello también se le conoce como lengua geográfica.
  • Glositis atrófica: La lengua se torna rojo oscuro y las papilas gustativas empiezan a desaparecer, modificando también la textura de la lengua.
  • Glositis hunter: Se produce cuando los músculos de la lengua son atacados, llevando a perder hasta el 50 % de tus papilas gustativas.
  • Glositis aguda: Es la inflamación de la lengua que se produce de forma repentina debido a una reacción alérgica.
  • Glositis crónica: La inflamación de la lengua no se da de forma intempestiva sino frecuentemente y de manera regular, generalmente como síntoma de otra enfermedad.

¿Cuáles son las causas de la glositis?

La glositis puede ser causada por múltiples causas externas, siendo muchas prevenibles y otras no.

Entre las causas más comunes está que están las reacciones alérgicas, la inflamación de la lengua suele darse por contacto directo con cremas dentales, enjuagues bucales, colorantes de comida o algún plástico o material al que se es sensible y está siendo usado en los brackets, férulas u otro tratamiento.

Antes de empezar a usar ortodoncia o retenedores tipo férula, informa a tu dentista sobre cualquier alergia, para evitar inconvenientes como la glositis.

Otras causas pueden ser infecciones bacterianas, virales o por hongos en la boca, como la sífilis, el herpes oral y los aftas o llagas en la boca. Paradójicamente, para tratar algunas infecciones se indica el uso de antibióticos, tu dentista sabrá cuál indicar, pues existen antibióticos de alto espectro que causan esta afección como efecto secundario. En esta lista de patologías que pueden causar glositis está también la gastritis.

El síndrome de Sjögren, enfermedad autoinmune, ataca la producción de secreciones del cuerpo, incluyendo las glándulas salivales y trayendo como resultado esta dolencia.

Otras causas son los traumas, como las lesiones e irritación por el uso de alambres en la ortodoncia. Otros irritantes que también pueden derivar en glositis son el cigarrillo, el consumo de alcohol y los traumas causados por la exposición a alimentos muy fríos o muy calientes.

Con respecto a las causas ligadas a la absorción de nutrientes o falta de los mismos se encuentran las deficiencias de vitamina B y la anemia, enfermedad que se caracteriza por la falta de hierro en la sangre.

Tiene una carga genética importante de mencionar

¿Cuáles son los síntomas de la glositis?

Si bien la glositis es lo que se conoce como inflamación de la lengua, dicha inflamación viene acompañada de otros síntomas que puedes tanto observar como sufrir.

Entre los síntomas que produce la glositis se pueden mencionar el cambio de pigmentación de la lengua; cambio en su textura, que tiende a tornarse lisa; sensibilidad e incluso ardor y dolor; alteraciones en la voz y dificultad al hablar; e incluso en casos extremos, incomodidad al respirar.

¿En qué consiste el tratamiento?

Para recibir el tratamiento adecuado y sanar la glositis es necesario que acudas a tu odontólogo, mediante un examen físico y tal vez un análisis de sangre él puede determinar la causa que está provocando la glositis.

Una vez determinada la causa, si se trata de alguna infección, te dará una prescripción para el uso de antibióticos y otros medicamentos. Si la causa está en la dieta, recomendará un cambio en tus hábitos alimenticios y de ser el origen un déficit vitamínico probablemente te prescriba el uso de suplementos.

Si la causa está ligada a una infección bucal relacionada con la higiene bucal, el dentista no sólo indicará medicamentos para atacar la infección, si no que además te recomendará reforzar tu técnica de cepillado

Doctor Gregorio Comino Blanco

Doctor Gregorio Comino Blanco

Odontólogo – Cirujano. Especialista en implantes

Pida cita ahora y consiga un 12% en tratamientos

LLÁMENOS SI TIENE UNA EMERGENCIA DENTAL
+34 915 09 13 29

Otros artículos relacionados