Cómo evitar o detener la descalcificación de nuestra dentadura

Evitar o detener la descalsificación dental - clínica dental en Madrid

Quino, el reconocido humorista gráfico argentino, puso en boca de su personaje más famoso (Mafalda) estas palabras:

« Comienza el día con una sonrisa, verás lo divertido que es ir por ahí desentonando con todo el mundo »

Sin embargo, en nuestra clínica dental en Madrid somos conscientes de que no tendrás la completa libertad de hacerlo a menos que cuentes con una buena salud dental. Así, uno de los problemas que hay que evitar será la descalcificación de la dentadura.

La pérdida de calcio y fósforo produce el ablandamiento de los tejidos duros del organismo, entre los cuales se encuentran los huesos y el esmalte dental. Por otro lado, este trastorno también afecta al funcionamiento de los sistemas nervioso y muscular. En el área bucal se manifiesta como un reblandecimiento paulatino de las piezas dentales, lo cual favorece la presencia de caries. En los primeros estadios, se observa como una inocente opacidad blanca.


Proceso de descalsificación de la dentadura


No obstante, con el progreso de la enfermedad, esa mancha puede transformarse en un área muy pigmentada, amarilla o marrón. A su vez, se vuelve rugosa, y se pierde la textura lisa y pulida natural del diente, y con la aparición de la caries se presentan los puntos negros. Todo este conjunto de síntomas afecta a la estética, en especial de los dientes delanteros, y por otra parte interfiere con la funcionalidad, porque la dentadura se debilita e incluso pueden ocurrir fracturas, infecciones y hasta la pérdida de las piezas involucradas.

¿Cómo impedir la desmineralización de la dentadura?

Para evitar la pérdida del calcio y el fósforo de los dientes:

  • Modera el consumo de productos ácidos.

    Las bebidas o alimentos ácidos disminuyen el nivel de pH del área bucal, lo que merma la resistencia de los dientes. Entre ellos podemos mencionar las frutas cítricas como la lima, el limón y la naranja, las bebidas energizantes y carbonatadas, el vinagre, el vino y otros. En el mismo grupo debemos incluir a los productos fuertemente azucarados.

  • Cepíllate los dientes con una pasta dental específica.

    Si en el pasado has tenido problemas con la aparición de caries (en frecuencia y cantidad), entonces debes usar un dentífrico especial, formulado para evitar el impacto de los ácidos sobre la dentadura. Este fortalecerá la superficie dental, evitará su descalcificación y mantendrá saludables tus encías.

  • Prefiere un cepillo dental de dureza media (o quizás baja).

    Los cepillos duros ayudan a desgastar el esmalte, ocasionan el retraimiento de las encías y en consecuencia, generan una gran sensibilidad en esa zona. Por otra parte, no presiones muy fuerte mientras realizas el cepillado, aun cuando las cerdas sean blandas.

  • No te cepilles inmediatamente después de terminar de comer.

    Espera al menos una media hora para que la saliva haya regulado el pH de la boca, porque diversos estudios científicos han demostrado que la comida (en especial los ácidos) ablanda un poco el esmalte, y si te cepillas enseguida estarás reforzando su acción dañina sobre los dientes.

  • Bebe suficiente agua y masca chicle.

    La adecuada hidratación mantiene estable el nivel de producción de saliva, lo que contribuye con la calcificación y protección del esmalte dental. Al mismo tiempo, los chicles libres de azúcar estimulan la generación de saliva, ayudan a eliminar los restos de comida y regulan la acidez de la boca.

  • Consume productos lácteos.

    Estos ayudan a neutralizar la acidez de la placa bacteriana y contienen caseína, un componente proteínico que impide la descalcificación del esmalte y que, por ende, previene su fragilidad. Los quesos curados, de la misma forma, tienen un efecto regulador sobre los ácidos bucales.


Técnicas de cuidado dental


¿Qué otras cosas puedes hacer para solucionar el problema de la descalcificación dental?

La desmineralización dental también puede aparecer tras el uso prolongado de los aparatos ortodóncicos, en especial si no se ha seguido una rutina de limpieza apropiada. Los pacientes que sufren de reflujo gastroesofágico crónico aportan altos niveles de acidez a su dentadura. Y, por último, las deficiencias nutricionales pueden ser responsables del debilitamiento de los dientes, cuando por períodos prolongados se ha seguido una dieta pobre en calcio, fósforo, vitaminas y otros nutrientes.

Las visitas periódicas a nuestra clínica dental Madrid ayudarán a prevenir la presencia de la descalcificación dental y sus problemas asociados.

Si ya este fenómeno ha hecho su aparición, entonces nuestros odontólogos especialistas evaluarán tu caso y determinarán su causa. A partir de allí, te guiarán paso a paso a encontrar la solución óptima. El tratamiento comenzará con la realización de una limpieza exhaustiva de la dentadura y el entrenamiento para que puedas hacer una higiene diaria efectiva en casa.


Fuente: canal33 – Youtube