Llagas En La Boca: Todo Lo Que Debes Saber

Llagas en la boca

Las llagas en la boca, también conocidas como aftas, son ulceraciones bucales que se presentan en la parte interna de las mejillas, en los labios, en el paladar, en las encías e incluso en la lengua.

Si bien las llagas en la boca no representan un gran problema, suelen ser bastante molestas y algo dolorosas.

Seguramente en algún momento de tu vida has padecido de llagas en la boca, mas no siempre has sabido la razón de su aparición. Hoy te traemos toda la información que necesitas con respecto a este molesto problema.

¿Cómo Reconocer Las Llagas En La Boca?

Los aftas bucales son pequeñas llaguitas blancas o amarillentas, de forma circular, con un borde rojizo, que arden y duelen al roce y al contacto. Estas llagas bucales pueden aparecer de forma solitarias o en grupos.

¿Cuál Es La Causa de Llagas en La Boca?

La causa más común de llagas en la boca es por traumatismo. A todos alguna vez nos ha pasado que nos mordemos el labio o la mejilla mientras comemos, o nos hemos hecho daño al cepillarnos los dientes. Dichos incidentes pueden causarlas.

En otros casos, el traumatismo puede ser causado por la ortodoncia. Es por ello que es de suma importancia comunicarle al ortodoncista si existe alguna molestia con un alambre, para que él lo corte en lo posible o indique el uso de cera.

Otro problema que causan en la boca es el estar inmunodeprimido. Al tener las defensas bajas, tu cuerpo está más propenso a padecer infecciones y algunas de ellas pueden ocasionar la aparición de llagas en la boca.

Es bien conocido que el estrés baja las defensas, por lo que también se le considera una posible causa para padecer de llagas en la boca

El déficit de hierro, ácido fólico y vitamina B12 en tu organismo también puede derivar en que sufras de llagas en la boca. Una vez más el llevar una dieta balanceada te ayudará a prevenir condiciones molestas como esta.

Los cambios hormonales en algunos casos también pueden causar llagas en la boca. Es por ello que usualmente las mujeres son más propensas a sufrir de aftas en comparación con los hombres. De hecho, un gran número de mujeres presentan llagas en la boca justo antes de su menstruación.

Por último, se ha comprobado que existen personas que tienen predisposición genética a padecer de llagas en la boca, por lo que es normal que varias personas de una misma familia sufran de ellas a lo largo de sus vidas.

¿Las Llagas En la Boca Son Contagiosas?

¡Buenas noticias! Las llagas en la boca no son contagiosas. A diferencia del herpes labial, las llagas no se transmiten de persona a persona a través del beso, así que no hay necesidad de preocuparse al respecto. Sin embargo, por su carácter doloroso, puede resultar doloroso el besarse con otra persona mientras estén en la boca.

Las llagas en la boca tampoco se contagian al compartir cubiertos o tomar del mismo vaso, no obstante por razones higiénicas se recomienda no compartir este tipo de utensilios

¿Existe Algún Tratamiento Para Las Llagas En La Boca?

Los aftas bucales no necesitan de tratamiento alguno para sanar, pero si la razón de su aparición es alguna deficiencia nutricional o enfermedad autoinmune, es necesario atacar ese problema de raíz. En dichos casos las llagas en la boca son solo una consecuencia de una patología mayor.

Las llagas en la boca tienden a sanar de forma espontánea y rápida con el transcurso de los días. Para la cicatrización en sí solo necesitas de paciencia mientras se regenera el tejido bucal, mientras que para el dolor puedes optar por anestésicos tópicos recetados por tu dentista.

Si han transcurrido dos semanas con la úlcera abierta y sin muestras de mejor, se recomienda que visites a tu odontólogo.

Está contraindicado el uso de agua oxigenada, ya que se ha demostrado que en lugar de ayudar en el proceso de cicatrización, puede quemar el área afectada empeorando la situación

¿Es Posible Evitar La Aparición En La Boca?

La prevención de los aftas bucales dependerá de la causa que los provoque. Sin embargo, el usar un cepillo de dientes de cerdas medias, practicar una buena técnica de cepillado y llevar además una dieta alta en nutrientes te ayudará a limitar aún más la aparición de estas molestas llagas.