¿Se puede colocar un implante dental fijo si no hay hueso en el maxilar superior?

implantes dentales corticales

Mucho se ha hablado sobre la relevancia de tener una dentadura sana. Shakespeare, el famoso dramaturgo inglés, no solo proclamó el valor de unos dientes en buen estado, sino que también se pronunció sobre la magia del sonreír: «Es más sencillo obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada». Por eso, podemos afirmar que cuando las piezas faltan nuestros implantes en Madrid constituirán una parte muy importante de tu camino al éxito personal y profesional.

La implantología ha venido a resolver el serio problema de los dientes perdidos, ya sea por caries, traumatismos, enfermedad periodontal, etc. Sin embargo, cuando el hueso se ha reabsorbido porque ha pasado mucho tiempo desde que se practicó la extracción de la pieza, colocar el implante requiere de técnicas más avanzadas. Por esta razón, es esencial realizar la rehabilitación a la mayor brevedad posible, antes de que se inicie la atrofia ósea.

El problema es que, si no se dispone de suficiente hueso, el área de soporte del tornillo de titanio que actuará como raíz del nuevo diente será menor de lo que se requiere para fijar y sostener adecuadamente el implante y la corona. Por tanto, antes de acometer esta labor habría que proceder con la regeneración ósea, ya sea a través de un injerto de hueso o de una elevación de seno maxilar. No obstante, en la Clínica Salud Dental Blanco te ofrecemos otras opciones más sencillas.

implante dental fijo

¿Qué son implantes dentales corticales?

Este es uno de los últimos adelantos en materia de implantología y una solución rápida y eficaz al trauma asociado a la pérdida de dientes. Los implantes corticales son férulas moldeables, de dimensiones reducidas, que se colocan con tornillos en el área cortical (zona dura y densa externa de cada hueso). Tienen la ventaja de requerir un procedimiento poco invasivo y más cómodo que los injertos óseos o la elevación del seno. Se aprovecha así la zona que no desaparece con el tiempo.

Por otra parte, son aptos para cualquier paciente, incluso personas ancianas o que sufran de enfermedades degenerativas crónicas como la diabetes. El resultado es altamente estético, resulta imperceptible a la vista, y efectivo y duradero como la metodología tradicional. El dolor asociado al procedimiento es menor y, por eso, es muy solicitado por personas que temen a las cirugías más profundas. Por último, en ocasiones, es posible hacer la intervención y colocar la prótesis en un mismo día.

¿Cuál es el aporte de los implantes cigomáticos?

Esta técnica, utilizada desde la década de los 90 con gran éxito, es la más aconsejada en aquellos casos en los que el maxilar superior ha perdido una gran cantidad de masa ósea. Al igual que los implantes corticales, permite eliminar los tiempos de espera asociados a los injertos óseos, con lo cual se puede colocar el diente faltante en unos pocos días después de la cirugía. Y el dolor y molestias que ocasiona se controlan por medio de sedación intravenosa, de modo que al despertar no se recordará nada.

La longitud de los implantes cigoma es mayor que la de los dispositivos convencionales; así, un modelo extralargo podría ser equivalente a 3 o hasta 4 implantes regulares. Por ende, esta es la opción más recomendada para pacientes que por la edad, traumatismo u otros problemas han perdido varias piezas dentales del maxilar superior. Con ellos no se tendrá que sufrir más de la incomodidad y el bochorno asociado a la falta de dientes. En una misma intervención se puede hacer exodoncia y colocar implantes cigomáticos.

implantes cigomáticos

Este tipo de implantes, al igual que los convencionales, tiene ciertos riesgos asociados, aunque con baja probabilidad de aparecer y, en general, los mismos no minimizan los beneficios. No obstante, siempre conviene saber que podrías sufrir:

  • Sangrado o hematomas
  • Heridas leves en los labios
  • Fractura cigomática
  • Sinusitis
  • Parestesia
  • Sensibilidad exacerbada
  • Otros

Tanto los implantes corticales como los cigomáticos constituyen la opción idónea para quienes carecen de suficiente material óseo donde fijar los implantes tradicionales. Estos representan, además, una alternativa mejor que las prótesis extraíbles, porque permiten hacer los movimientos de hablar y comer de manera ilimitada y natural. Es como contar de nuevo con el diente original. Para mayor información sobre cómo recuperar tu sonrisa, contacta con nosotros a través del formulario de nuestro sitio web.